Quiero prepararme la oposición del Cuerpo Nacional de Policía: ¿por dónde empiezo?

7 Oct 2019

Quiero prepararme la oposición del Cuerpo Nacional de Policía: ¿por dónde empiezo?

Futuro compañero:

Permíteme que me presente: soy Jaime, exopositor y actual profesor de Academia 091. Como muchos de vosotros, hace casi una década viví muchas de las experiencias que ahora estáis atravesando y sé lo difícil que puede llegar a ser esta etapa tan demandante. Entré a formar parte del Cuerpo Nacional de Policía en 2010 y, echando la vista atrás, puedo decir sin lugar a dudas que esta fue una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida.

Si bien es cierto que cada opositor es único y que no hay una sola fórmula que sirva para todo el mundo, me gustaría aportar mi granito de arena compartiendo contigo las técnicas y prácticas de estudio que más me ayudaron a asimilar de forma óptima los contenidos del temario. Esto se aplicaría sobre todo a la fase de preparación inicial, centrándonos en la parte más teórica de la oposición:

1. Antes que nada, familiarízate con el bloque de Ciencias Jurídicas

Como seguramente ya sabrás, el temario para el acceso consta de 41 temas, de los cuales los primeros 19 (prácticamente la mitad) pertenecen al bloque de Ciencias Jurídicas. Te aconsejo encarecidamente que este apartado sea el que más estudies durante tu periodo de preparación, ya que normalmente más de un 60 % de las preguntas del examen de conocimientos suelen incluir contenidos de este bloque.

Muchos opositores y academias empiezan con el primer punto del tema 1 (El derecho) y no pasan el siguiente tema hasta que dominan esta materia. A pesar de parecer una buena estrategia, cuando lleves unos meses de dedicación verás que seguir un guion muy rígido hará que te agotes mentalmente de forma más rápida, pues todo te irá resultando repetitivo y tu cerebro acabará como quien dice «aburriéndose». De modo que te insto a que desde las primeras semanas comiences a leer paulatinamente los temas de la Constitución Española, el Gobierno, la Administración General del Estado, etc., dejando los temas que más frescos debes llevar para el final, que son el Ministerio del Interior y la Dirección General de la Policía. Eso sí, en la medida de los posible, debes estudiar según tus preferencias, no seguir un camino milimétricamente calculado. A nuestro cerebro hay que «sorprenderle» para que memorice las cosas mejor. Es decir, si mañana te apetece estudiar el tema de los Derechos fundamentales (tema 2), será ese el que estudies, y si pasado no quieres seguir por el tema 3, que sería lo habitual, estudia el que más te apetezca ese día.

No sigas el orden normal de los temas, ya que tu cerebro se acostumbrará y dejará de memorizar. Sorpréndelo.

2. Lee el temario por completo a la vez que estudias un tema específico

Lo más probable es que al principio todo te suene a chino y que llegues a venirte a bajo por creer que es imposible memorizar y dominar tantas leyes y nociones, pero te aseguro que es el mejor modo de familiarizarte con conceptos y estructurar un mapa mental completo en lugar de tener ideas confusas. Verás como en poco tiempo empiezan a sonarte fundamentos tan importantes como la Unidad Central de Criminalística, las Cortes Generales, los jueces de instrucción, las penas y medidas de seguridad o el Gabinete de Coordinación y Estudios, entre otros. En resumen: compagina la lectura del temario completo con el estudio de uno o varios temas específicos para tener una visión holística y amenizar las horas de estudio.

Lo ideal en este punto es hacer una lectura comprensiva de todo el temario para tener una idea general, y una vez finalizado proceder al estudio minucioso de cada tema, siguiendo los consejos del apartado anterior.

3. Realiza test con frecuencia para afianzar los conceptos estudiados

No lo dudes: haz tantos test como te sea posible y, sobre todo al principio, no te preocupes por los errores y concentra tu atención en buscar el artículo o concepto sobre el que has fallado. Aprender en base a los fallos cometidos te ayudará a repasar mejor los conceptos que creías dominar y reforzará tu memoria para que afrontes con éxito futuras preguntas similares. Numerosos estudios científicos han demostrado que una de las mejores técnicas para estudiar y memorizar a largo plazo es resolver un buen número de preguntas de test y supuestos prácticos, así te será muy provechoso integrar este recurso en tu rutina de estudio semanal.

No hay que olvidar los psicotécnicos, pues es una prueba muy importante que también deberás pasar llegado el momento, aunque hasta terminar la prueba de conocimientos y ortografía serán suficientes unos 30 minutos diarios. Esto te servirá para despertar tu mente y prepararla para introducirle datos, por lo que es recomendable hacerlo justo antes de comenzar a estudiar la teoría. Una vez superada la segunda prueba (conocimientos y ortografía), habrá que centrar casi toda nuestra atención en esta prueba y en la entrevista.

Para terminar, mi propia experiencia y la de muchos opositores demuestra que la superación personal es la gran baza con la que se debe contar para llegar a buen puerto en la oposición del Cuerpo Nacional de Policía. No olvides que superarte a ti mismo te permitirá alcanzar los resultados que esperas.

¡Ánimo!

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando por este sitio web, estás dando tu consentimiento para aceptar las mencionadas cookies, así como nuestra política de cookies (haz clic en el enlace para mayor información). ACEPTAR

Aviso de cookies