BLOG

Academia 091
7 Ene 2020

El camino hacia la meta en la oposición del CNP: entrevista a un antiguo alumno

No hay mejor crítica que la de alguien que un día estuvo donde todos vosotros y que hoy está donde todos queréis estar. El compañero, al que por seguridad llamaremos César, está destinado en la Jefatura Superior de Madrid, concretamente en el Grupo de Atención al Ciudadano del distrito de Chamartín. Seguridad ciudadana pura, trabajo policial por los cuatro costados.

Él estuvo con nosotros el último año de oposición, cuando impartíamos clase en modalidad presencial. Solo nosotros sabemos lo mal que se puede pasar cuando, año tras año, se observa una cantidad ínfima de plazas que parece que no va a mejorar nunca, que, en unas o en otras, iba cayendo en las diferentes pruebas de las que consta este camino tan largo y duro. Por eso lo mejor que le preguntemos a César, que nos va a hablar de su etapa en la oposición para que os dé un empujón a veces necesario para seguir adelante, y para que veáis que se consigue con esfuerzo y dedicación. El sacrificio de unos años para disfrutar toda la vida.

Buenas tardes, César. ¿Cómo te encuentras?

Pues muy feliz de volver a ver a algunas de las personas que me ayudaron a estar donde estoy ahora y de poder compartir mi experiencia con futuros compañeros.

El placer es nuestro. Queremos que cuentes un poco cómo empezaste en esto, cómo decidiste ser policía nacional.

La verdad es que me viene desde bien pequeño, cuando veía por la tele programas relacionados con los que hacía la Policía siempre se lo comentaba a mis padres y cuando cumplí la edad mínima, empecé a buscar información y a meterme en el mundillo. Cuantas más cosas veía, más me atraía la Policía y su trabajo.

¿En qué pruebas has caído a lo largo de tu carrera con la oposición?

El primer año caí en el examen de conocimientos debido a que comencé tarde porque me estaba sacando el carnet de conducir y el de moto (porque entonces lo pedían) y la verdad es que no fui demasiado preparado, pero me sirvió para tantear el terreno e ir a por todas al año siguiente.

El año siguiente volví a caer en la teoría, pero por muy poco. Tenía mejor temario y todo más asentado, pero me faltaba un pequeño empujón con el que no contaba en ese momento.

El tercer año suspendí los psicotécnicos. En este caso la teoría la aprobé bastante justito, pero lo suficiente como para pasar a las pruebas finales, así tuve mi primera experiencia con la entrevista, la prueba tan temida por muchos de nosotros.

El último año fue el mejor, porque tuve mucho más tiempo para prepararme, mi motivación era extra porque habían aumentado las plazas (aunque no mucho) y también me ayudó mucho la ayuda de los tutores de la academia, y en especial, la profesora Escribano, a la que quiero que des un abrazo enorme en cuanto la veas, porque el sistema que utilizabais hacía que se me quedaran las cosas bien atadas en la memoria, por no decir de vuestros exámenes, que no veas si nos suponían un reto. Eso, y que conocí a la que hoy es mi mujer, Raquel, que también es compañera (aprobamos los dos el mismo año).

Entonces, ¿qué es lo que crees que te faltó los años anteriores que no te faltó el año que aprobaste?

En gran parte, suerte. Es un factor que no solemos tener en cuenta, pero un mal día, una mala decisión en una respuesta en la entrevista, una falla de memoria en cualquier examen o una mala noche y todo el esfuerzo se va por la borda. Es frustrante, por eso creo que prepararse a conciencia es absolutamente necesario.

¿Qué es lo que le dirías a nuestros actuales alumnos que pueda ayudarles a afrontar la oposición?

Que sean constantes. Es el mejor consejo que me han dado y, por ello, creo que es lo más importante para llevarlo todo bien trabajado. Por supuesto, un buen material es igualmente necesario, y ahí es donde entran las academias. La vuestra me aportó información que no tenía y sin duda vuestras preguntas me sirvieron mucho para fijarme en detalles que, de otra manera, no lo habría hecho.

¿Merece la pena tanto esfuerzo?

Para mí ha sido la mejor decisión que he tomado en mi vida, y he tenido que tomar muchas importantes. No puedo decir trabajar, sino vivir de esto es una pasada. Eso de despertarte a las 5 de la mañana no lo veía hasta que estaba tomando café con los compañeros con el uniforme y la placa en el bolsillo. Eso te hace olvidar del todo tantos malos momentos.

¿Con qué trabajo compararías el de la Policía?

Salvando la distancia del dinero, con el del futbolista. Este vive de lo que le gusta. Viaja gratis, se mantiene en forma por obligación, tiene compañeros de muchos países con lo enriquecedor que es eso, aprende idiomas, vive experiencias en diversidad de áreas… y además le pagan por ello. Yo aprendo cada día algo nuevo, disfruto de mis compañeros, con los que he hecho muy buenas migas, ayudo a las personas a que se sientan mejor y a solucionar los problemas que están en mi mano. A veces también viajo a otras ciudades de España para escoltar algún furgón de traslado de presos y detenidos como extra.

No queremos entretenerte más, César. Solo una cosa más: ¿qué es lo mejor de la Policía?

Ayudar. Y ayudar en algo que para las personas es uno de los pilares de la vida: la tranquilidad. El agradecimiento de un señor mayor que ha llamado por que ha visto a un grupo de personas sospechosas en su barrio que se han ido ante la presencia policial, una persona que ha sido agredida sexualmente y que te llevas a su agresor engrilletado al coche patrulla o el subidón de adrenalina cuando entra una llamada y salimos hacia ella con los prioritarios… Esto último no tiene descripción.

Pues esto es todo, compañero. Ha sido estupendo tenerte otra vez por aquí y quería agradecerte tus palabras, sé que a muchos opositores que tenemos por aquí les van a venir muy bien. Muchas gracias y nos vemos por las calles.

Gracias a vosotros. Espero que os vaya muy bien en vuestra nueva aventura. Un abrazo, compañeros.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando por este sitio web, estás dando tu consentimiento para aceptar las mencionadas cookies, así como nuestra política de cookies (haz clic en el enlace para mayor información). ACEPTAR

Aviso de cookies